Tun, tun… ¿Quién es? | Revista La Calle
mensajero

Tun, tun… ¿Quién es?

Las nuevas necesidades sociales surgidas en Cuba a partir del periodo especial hicieron nacer o renacer los oficios del barrio. Mensajeros, recuperadores de materias primas, unidos a los clásicos carteros, cobradores, carpinteros, albañiles, fumigadores y los que sanean la ciudad, animan el paisaje de nuestras comunidades.

Margarita, por ejemplo, tenía necesidad de mantener a su prole y el trabajo de mensajería le quedaba a la medida: “Estoy cerca de la casa y puedo administrar el tiempo a mi favor, la gente me quiere y les soy útil”.

La familia de Joel decía que este joven tenía cierto retraso. El Comité de Defensa de la Revolución (CDR) de su zona lo puso a jugar ajedrez en una peña cercana y ahora está súper adelantado, es mensajero y a la vez recupera materia prima: “Mi presidente me dio esta oportunidad, pues no tenía trabajo fijo y ahora yo mismo me dirijo, y soy el activista de ahorro de la cuadra”.

Víctor, además de ser zapatero, es mensajero, donante de sangre que logró terminar su casita con la ayuda del gobierno: “La gente se alegra cuando me ve llegar, parece que no, pero siempre llega algo y yo trato de entregar todo a tiempo, sobre todo la leche y los productos que se pueden descomponer”.

Así conviven en los barrios estos trabajadores, muchos de ellos líderes del CDR, la FMC y la Asociación de Combatientes. Junto con las jabas, ellos dejan un mensaje revolucionario para cada familia de optimismo y fe en el proyecto social.

Por eso este 17 de julio en la ciudad de los tinajones y en toda Cuba será el día dedicado a los oficios de los barrios, un momento para que sientan el reconocimiento de los Comités de Defensa de la Revolución en su aniversario 57. Ellos no están olvidados, forman parte de nuestra clase trabajadora.

Nos reservamos el derecho de publicación de los comentarios. No serán aprobados aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *