PAÍSES DEL ALBA-TCP PREOCUPADOS POR AGRESIVA ESCALADA CONTRA AMÉRICA LATINA | Revista La Calle
02dfe5805812f74c4b5409b35370cacd_L

PAÍSES DEL ALBA-TCP PREOCUPADOS POR AGRESIVA ESCALADA CONTRA AMÉRICA LATINA

Con una declaración en la que se expresa preocupación por la agresiva escalada contra Nuestra América y especialmente por las amenazas del uso de la fuerza contra la República Bolivariana de Venezuela y la agresión económica contra Cuba concluyó este 21 de mayo en La Habana el XVIII Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

En presencia de Miguel Díaz-Canel, Presidente de los Consejos de Estados y de Ministros de la República de Cuba, los representantes de los diferentes estados miembros suscribieron la declaración, un texto en el que se destaca  la resistencia del Gobierno y pueblo venezolanos frente a la injerencia externa y las medidas coercitivas unilaterales contra ese país, y reafirma el apoyo al Presidente Constitucional Nicolás Maduro Moros, a la Revolución bolivariana y chavista y a la unión cívico-militar de su pueblo.

Rechazan además la vulneración de la inviolabilidad de los locales de las misiones diplomáticas, en total violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, y se respalda la iniciativa del “Mecanismo de Montevideo”, que busca preservar la paz en Venezuela, basada en los principios de no intervención en los asuntos internos, la igualdad soberana de los Estados y la solución pacífica de controversias.

La declaración demanda la estricta observancia de los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, e insiste en que la aplicación de medidas coercitivas unilaterales vulneran la libertad de comercio y navegación, amenazan la paz y la seguridad internacionales y restringen el disfrute de los derechos humanos.

Los países miembros de la ALBA-TCP ratifican su apoyo al proceso de diálogo y negociación del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional de Nicaragua.

Asimismo rechazan la conducta injerencista del Gobierno de Estados Unidos, que utiliza una vez más a la OEA y a su Secretario General en su política intervencionista contra la soberanía, la libre determinación y el orden constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, de la República de Nicaragua y de la República de Cuba.

El texto repudia la Doctrina Monroe y reclama que se levante de manera incondicional el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba, recrudecido con la reciente activación del Título III de la Ley Helms-Burton.

La declaración saluda la aprobación de la nueva Constitución de la República de Cuba y la presidencia Pro Témpore del Estado Plurinacional de Bolivia al frente de  la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), pueblo y gobierno, al que apoyan en su histórico y justo derecho a una salida al mar con soberanía.

El documento rechaza enérgicamente las medidas adoptadas contra los hermanos países caribeños, considerándolos jurisdicciones no cooperativas y reafirma el apoyo a su reclamo de compensación y justicia reparadora, por el genocidio de la población nativa y los horrores de la esclavitud y la trata de esclavos.

La Declaración rechaza la utilización de manera selectiva y políticamente motivada, del tema de los derechos humanos y saluda la celebración del XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo y la Reunión Ministerial del Buró de Coordinación del Movimiento de Países No Alineados, ambos con sede en Caracas, Venezuela.

Culmina el texto con el renovado compromiso de concertación política, la cooperación y la integración, y la defensa de la unidad frente a la injerencia y dominación política y económica.

El XVIII Consejo Político ALBA-TCP, se desarrolló con la participación de ministros y representantes de Cuba, Venezuela, El Salvador, Bolivia y dirigentes del resto de los estados miembros, quienes se reúnen con el objetivo de concertar estrategias para la defensa de la paz y la integración de la región.

Nos reservamos el derecho de publicación de los comentarios. No serán aprobados aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *