JUVENTUD: CONTINUIDAD DE LA REVOLUCIÓN | Revista La Calle
60672-fotografia-g

JUVENTUD: CONTINUIDAD DE LA REVOLUCIÓN

Una Revolución, si es verdadera, se nutre de sus mejores hijos, especialmente de los jóvenes, para llevar adelante las nobles acciones que se propone. En Cuba se tiene muy en cuenta que la juventud es una de las etapas más bellas y emotivas de la vida, en la cual se definen ideales, objetivos, personalidad y se adquieren conocimientos importantes que se ponen al servicio de la sociedad.

Como expresara nuestro Guerrillero Heroico “la juventud es la arcilla fundamental de nuestra obra”; y es que los jóvenes somos la continuidad de la Revolución y el enemigo no cesa en sus planes de subversión y manipulación. Una de estas formas ha sido el proyecto World Learning.

Como se conoce, World Learning es una organización “sin fines de lucro”, cuyo objetivo supuestamente es “empoderar a las personas y fortalecer las instituciones”. Sus oficinas tienen asiento en Washington y Vermont y desarrolló entre julio y agosto del año 2016 el llamado Programa de Verano para Jóvenes Cubanos, con la marcada intención de reclutar jóvenes entre los 16 y 18 años, insertados en la educación media.

Razonamientos como “no nos oponemos al intercambio académico, pero sí al intento de manipulación, cuando no se reconocen a las instituciones educacionales cubanas”, fueron algunos de los argumentos que expresaron nuestros estudiantes cubanos en aquel entonces quienes precisaron que la operación incluyó la aceptación de los padres y el “aval” de algún ciudadano para completar un programa “entretenido y extenso”.

¿Qué podemos esperar de una institución que en el proyecto final del curso enviara a Cuba a “profesores” que viajaron como turistas? Eso no solo suena raro; es sospechoso, porque el intercambio académico es un hecho y como es lógico, tiene sus pautas. Sin embargo, constituye esta una de las tantas formas de manipulación del vecino norteño a la juventud cubana.

Es obvio que World Learning ha recibido financiamiento del Departamento de Estado, y por supuesto de la USAID, si no se incluye en un programa conjunto con las instituciones educacionales de nuestra nación.

Este ha sido solo uno de los tantos intentos de manipulación de los Estados Unidos de América a nuestros jóvenes. El gigante de las siete leguas pretende incidir en Cuba desvirtuando la preparación política e ideológica del sector juvenil, tal y como lo hicieron en la Unión Soviética.

Ahora yo me pregunto: ¿Han podido los Estados Unidos destruir la Revolución a través de los jóvenes? Creo que la respuesta es evidente, y lo hemos demostrado en cada marcha de reafirmación revolucionaria, en cada gesto de humanismo y solidaridad como ocurrió en La Habana luego del tornado.

jovenes-cubanos.x70014

Los jóvenes cubanos han expresado en incontables ocasiones su apoyo a la Revolución. Foto Juventud Rebelde

Nuestros jóvenes siempre dicen PRESENTES al llamado de la Patria y demuestran que la dirección del país puede contar con ellos, pues somos la continuidad, los pinos nuevos de los que hablara José Martí.

Existe una diferencia generacional, es cierto, pero no podemos olvidar la historia. Quienes iniciaron este proceso fueron los jóvenes y ahora nos corresponde a nosotros mantenerlo, porque la Revolución es y será joven.

 

Nos reservamos el derecho de publicación de los comentarios. No serán aprobados aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *