Diálogo entre manos que se estrechan | Revista La Calle
599f0ad4d14b86b18da1ab24bdfd8a59_L

Diálogo entre manos que se estrechan

Lo que en oportunidades es solo un gesto de cortesía o protocolo, en otras, cuenta sin palabras una historia de mutuo afecto, confianza y respeto.

Dicen mucho esos brazos que se tienden tratando todos de lograr el anhelado apretón de manos.

Las más clásicas definiciones indican que el apretón o estrechón de manos se emplea dentro del lenguaje no verbal para los comienzos y terminaciones de nuestra interacción con otros; ya sea, por ejemplo, para iniciar una amistad o para dar comienza y fin a un acuerdo.

manosdc

Se dice que tal gesto significa igualdad y respeto mutuo por ambas partes y, como acción social, influye en la percepción que se tiene de la otra persona y en la imagen que proyectamos sobre nosotros mismos.

Por eso, al ver en las imágenes que se han difundido al presidente cubano estrechando manos aquí y allá en su recorrido por La Habana, al ver a la gente realmente ansiosa y arremolinándose en torno a él tratando de saludarlo, vale aplicar esa definición de igualdad y respeto mutuo.

manos2

Igualdad, porque todos los cubanos tenemos el derecho a sentirnos presidentes, y porque él, en definitiva, es pueblo también, del pueblo surgió. Respeto, porque el pueblo percibe cuánto anda haciendo su presidente por mejorarle la vida, por llevar adelante el país, y con ese estrechón de mano se lo está comunicando. Él, por su parte, cuando pasa el brazo por los hombros de alguien, cuando estrecha manos aquí y allá mientras mira recto a los ojos de la gente, está diciendo me debo a ti, te admiro como trabajador, como cubano digno.

Sí, dice mucho ver a los cubanos arremolinándose, apretujándose en calles y aceras para estrecharle la mano a su presidente.

Nos reservamos el derecho de publicación de los comentarios. No serán aprobados aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *