Cuba ante el COVID-19 | Revista La Calle
90441208_1293578974184968_7168556233866084352_o

Cuba ante el COVID-19

Autoridades del Ministerio de Salud Pública de Cuba comparecieron en la Mesa Redonda para informar sobre las acciones de prevención y enfrentamiento que se realizan en el país para contener la COVID-19.

Los especialistas brindaron información actualizada sobre cómo se protegen a los colaboradores en el exterior ante el brote del nuevo coronavirus que la OMS ya ha calificado como pandemia.

¿POR QUÉ EN CUBA NO SE HAN ESTABLECIDO MEDIDAS EXTREMAS?

Al comentar por qué no se han establecido en Cuba medidas extremas como la cuarentena, Francisco Alberto Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, explicó que esta la asume cada país en dependencia de sus características. La Organización Mundial de la Salud establece las medidas por etapas.

El especialista reiteró que ninguno de los casos detectados en Cuba ha sido por transmisión, sino por haberse contagiado en el exterior.

“La cuarentena se establece en dependencia de la transmisión y en este momento no se justifica. Trabajamos por no llegar a ese momento”, aseguró.

Tampoco es prudente el cierre de escuelas o centros de trabajo hasta que no haya transmisión en el país.

“Cuando no hay transmisión evidente y cierras escuelas, se crea una tensión extra y disminuye la capacidad inmunológica. Cuba está atenta y se ha hecho público que un grupo de actividades con grandes concentraciones de población se han suspendido”, dijo.

El director nacional de Epidemiología explicó que el atraque en el país del crucero MS Braemar es una acto humanitario y se han tomado todas las medidas para que se desarrolle mañana.

“Se tomaron las precauciones necesarias para que el riesgo de la tripulación sea mínimo, tanto en el puerto como en el aeropuerto. Han salido imágenes del reconocimiento y agradecimiento de las personas a bordo por este gesto de solidaridad de nuestro país”.

CONSULTORIOS Y POLICLÍNICOS, ORGANIZADOS PARA DAR UNA ATENCIÓN MÁS ESTRECHA

En otro momento de la Mesa Redonda, Pablo Feal Cañizares, director de la Unidad de Promoción de Salud y Prevención de Enfermedades (Prosalud), comentó que en Cuba se ejecutan acciones propias del sistema de salud para proteger a las personas. Según dijo, este plan se adecúa a la experiencia sanitaria del país y de otros alrededor del orbe.

De acuerdo con el especialista, los consultorios del médico de la familia y los policlínicos se han ido organizando para dar una atención más estrecha. La principal tarea en marcha es la identificación de los grupos vulnerables: personas con más de 60 años o con enfermedades respiratorias, los que viven solos y los hogares de ancianos.

Feal Cañizares argumentó que, además de las acciones de desinfección, se ha reforzado la pesquisa activa por el médico de la familia, dando prioridad a este grupo, y buscando síntomas respiratorios con el objetivo de adoptar medidas inmediatas.

El plan contempla la certificación de cada proceso, dijo, al tiempo que explicó que tras realizar acciones de capacitación en todo el país, ahora corresponde un entrenamiento más especializado.

Ante cualquier síntoma respiratorio, se debe acudir al médico cuanto antes

Sobre el plan de comunicación, dijo Pablo Feal Cañizares que se ha logrado una mayor participación de la población. Los medios de prensa nacionales han aportado información oportuna, verídica, insistiendo en el riesgo, pero sin crear pánico.

“Lo fundamental es transmitir confianza, seguridad y la necesidad de que los cubanos se protejan”.

A la par se han creado materiales educativos que se transmiten por los medios de comunicación, mientras aumenta la participación intersectorial. Cada organismo tiene una tarea, puntualizó.

El especialista aconsejó que ante cualquier síntoma respiratorio, se debe acudir al médico cuanto antes, así como hay que evitar salir del país, y en caso de viajar y regresar, ser chequeados por las autoridades sanitarias.

“Lo más importante es que los cubanos mantengan cuidado, con responsabilidad y prudencia”.

El lavado de manos, reiteró, es la medida más efectiva para prevenir esta enfermedad. En cuanto a los nasobucos, exhortó a la solidaridad de los cubanos, teniendo en cuenta que pueden ser confeccionados en las propias casas. “La producción industrial está enfocada en garantizar las mascarillas del personal que está directamente expuesto a los contagiados o sospechosos, como los médicos”.

 

Nos reservamos el derecho de publicación de los comentarios. No serán aprobados aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *