Ciudad de mármol | Revista La Calle
fidel-y-marti

Ciudad de mármol

Al cementerio de Santa Ifigenia, ubicado en Santiago de Cuba, le llaman “El Altar Sagrado de la Patria”, sobrenombre ganado por los grandes hombres y mujeres que en el reposan y la belleza triste de sus construcciones.

Al fuego de las entrañas santiagueras se cuece una ciudad de mármol; urbe que crece, empinándose hacia el cielo como una tierra que ha conocido la grandeza, esparciendo piedras al horizonte. La rodea el verde de la Sierra, un guardián perenne que espanta las peores tormentas.

La metrópoli esconde del tiempo sus tesoros, entre las losas tibias por el sol resguarda secretos e historias que viajantes de todos lados persiguen. En las mañanas, cuando la neblina aún humedece las hierbas, las calles se llenan de personas que buscan empaparse de eternidad.

Fuera de la vista de los mortales, enraizados al suelo, dormitan gigantes con los ojos cerrados y el corazón atento. Seres que solían caminar por el mundo, cambiando el destino de las nubes, los ríos, las montañas, y que al terminar su ciclo buscaron descanso en una capital de héroes.

Algunos peregrinos, de esos que cruzan los mares, aseguran que han visto a los gigantes en las madrugadas, alzándose entre las montañas y entonces, en su palidez silenciosa la ciudad palpita, y los mármoles tiemblan como aquel que teme y respeta.

marti

El Mausoleo a José Martí, inaugurado el 30 de junio de 1951, está conformado por un conjunto arquitectónico de 26 metros de altura y 86 de largo, incluidos la cámara funeraria y áreas exteriores. La construcción central tiene forma de hexágono y en las paredes del recinto interior están los escudos, de la década del 50, de 20 repúblicas de América. Como parte del Cementerio de Santa Ifigenia, fue declarado Monumento Nacional el 10 de octubre de 1978. Fue Premio Nacional de Conservación en el 2003.

Foto: Gustavo Sánchez

 

la-llama-eterna

La “Llama Eterna” de Santa Ifigenia, una de las cuatro que iluminan Santiago de Cuba, fue encendida por Raúl Castro en el 2007, como símbolo de la Revolución construida por los cubanos.

Foto: Gustavo Sánchez

madre-de-la-patria-2

Este monumento en bronce, erigido a la memoria de Mariana Grajales, fue expuesto el 10 de octubre de 2017 junto a la tumba de la madre de los Maceo. La obra del prestigioso escultor Alberto Lescay nombrada: Mariana, Madre Ceiba, Madre Patria tiene una altura de 4. 6 metros y está sustentada con tierra santiaguera de Majaguabo.

Foto: Gustavo Sánchez

padre-de-la-patria

El Monumento funerario de Céspedes, hecho completamente en piezas de mármol de carrara se inauguró el siete de diciembre de 1910 en su tercer enterramiento.

Foto: Gustavo Sánchez

martires

En el retablo de los mártires del Moncada y de la Insurgencia, hay una pirámide trunca que significa el dolor, con un pensamiento de Fidel pronunciado en el Presidio Político el 12 de diciembre de 1953.

Foto: Gustavo Sánchez

Nos reservamos el derecho de publicación de los comentarios. No serán aprobados aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *