Cartas a Fidel | Revista La Calle
fidel

Cartas a Fidel

En tiempos, donde para muchas personas escribir una carta está fuera de «onda», convive aquí una escritora, que espeta a toda voz, que aún sobrevive ese goce de plasmar tus sentimientos, una especie de fe infinita, brotada desde tu más profundo interior.

Liudmila Quincoses Clavelo, desde 1994, bien lo sabe porque el cartero no deja de tocar su puerta y, más recientemente, su buzón de e-mail, se abarrota con misivas de diferentes latitudes del mundo.

Lo comprobó a los pocos días que en busca de aliviar las tensiones económicas de ese contexto histórico colgó en la puerta de su casa «Escribanía Dollz. Se escriben cartas de amor a cualquier hora, cartas de negocios y cartas de suicidas de de 8.30 a.m. a 3.00 p.m.». Un mensaje que alborotó no sólo a la añeja villa del Yayabo, sino que se expandió como pólvora por el resto de la Isla y se hizo viral por gran parte del orbe.

Luego, de que llegara hasta allí la primera solicitud, otras miles han encontrado en los rasgos escriturales de esta escribana el alivio de un amor desesperado; el miedo ante la posible partida de la pareja; el desespero por gritar cuánto duele una pasión que palpita sin acomodo dentro del pecho…

Entonces, Escribanía Dollz, ubicado en una de las esquinas más populosas de la urbe yayabera, Maceo y Avenida de los Mártires, se convirtió, como necesidad propia en un proyecto comunitario (Centro Cultural Alternativo). Emergen allí exposiciones de artes plásticas, conciertos, lecturas, presentaciones de libros y el Concurso Internacional Cartas de amor, único de su tipo en el mundo.

SOBRES QUE SON HISTORIAS

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Liudmila Quincoses, al centro, fundadora del concurso Cartas de amor. Foto: Lisandra Gómez Guerra

“Me di cuenta que yo no era la única escribana. Existen muchas personas con la necesidad de expresarse por lo que convocamos a la primera edición del certamen y luego, se multiplicaron, no sólo en años, sino en la aceptación”, refiere la autora de Poemas en el último sendero.

Desde entonces, hasta sus manos han llegado muestras de afecto de todo tipo, vocablos únicos; espíritus indomables y sentimientos especiales. Tanto así, que ni tan siquiera en el año de los agobios naturales del embarazo de su hija Marta Inés pudo desprenderse de realizar el original concurso.

“Todo el tiempo recibimos cartas. Cerramos el plazo de admisión e, inmediatamente, comenzamos a recepcionar las de la próxima edición. Leerlas y apartarlas por categorías es un esfuerzo grande, pero tiene una recompensa espiritual indescriptible”, narra, mientras toma algunos de los sobres más recientes.

Desde su primera vez, se anunció que para participar sólo se exige el deseo de hacerlo. El tema es libre por lo que según se reitere se premian diferentes categorías como el amor a la ciudad; a las mascotas; a los héroes y se confieren tres lauros a concursantes nacionales e igual número a internacionales.

Compiten diferentes generaciones e, incluso, se promueve la participación en centros escolares y penitenciarios, Cátedra del adulto mayor de las universidades, talleres literarios y medios de comunicación.

Su premiación resulta uno de los momentos más esperados del capítulo espirituano de la Feria Internacional del Libro y, siempre ha contado con el apoyo y presencia de las principales líderes del partido y el gobierno del territorio y del sector cultural del país.

AL MEJOR AMIGO

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los jóvenes le escriben a Fidel Foto: Lisandra Gómez

“En este 2017 sucedió algo que nos sorprendió muchísimo. Más de 400 cartas de las 5 753 recibidas tenían como pretexto la figura del Comandante en Jefe, Fidel Castro. Al parecer, ese dolor que sentimos todos, tras su desaparición física el pasado 25 de noviembre provocó la necesidad de elaborarlas. Pero, mucho más curioso fue que la mayoría de ellas las redactaron niños y niñas y adolescentes», refiere.

Un motivo suficiente para que en la XVII Edición del Concurso Internacional Cartas de Amor, celebrado en abril pasado, se confiriera un lauro especial en nombre del eterno rebelde.

«Nos llamó la atención de que fueran las más jóvenes generaciones los más activos en esa categoría porque Fidel estaba, desde hacía mucho tiempo retirado, alejado de la vida pública, escribiendo, haciendo un mundo menos visible y eso evitó el contacto directo al que nos tenía acostumbrado. Pero, cuando tú lees las cartas, te percatas que logra estar presente y lo admiran no sólo porque lo que se enseña en la escuela, sino porque está vivo en las casas. Eso me confirmó que su legado y nuestro presente está en las manos de la juventud», asegura, quien asumió el timonel por muchos años de la filial espirituana de la Asociación Hermanos Saíz, (AHS).

Pero desde Cuba no sólo emergieron esos los textos, permeados no sólo de de amor y respeto, sino de profundo agradecimiento a la labor del líder que supo trascender fronteras.

«Recepcionamos de Venezuela, Colombia y Argentina. En esas encontramos la visión de un humanista incansable; su afán por luchar contra la injusticia y a favor de los cambios sociales en América Latina; su profunda relación de amistad con Ernesto Guevara y porque existiera un mundo más justo como él mismo decía», añade.

Luego de que el jurado evaluara todas las obras en concurso, decidió reconocer con el Premio Especial Carta al Comandante Fidel Castro a las adolescentes Gabriela Cañizares Obregón, de Sancti Spíritus y Misleidys Flavia Pérez Pérez, de Cabaiguán.

«Ambas derrocharon mucha ternura y originalidad. Sus textos delatan que ellas son sus únicas autoras y no recibieron la ayuda de un adulto. Todavía hoy las releo y me emocionan muchísimo porque utilizaron la escritura para de una forma muy propia expresarse y eso es por lo que apostamos», comenta.

Y como es natural, Liudmila Quincoses Clavelo, con la ayuda de su mamá Baby ya trabaja en la preparación del concurso del 2018. La convocatoria está presentada y ya ha recepcionado las primeras misivas.

«Estoy convencida que la categoría en honor al Comandante en Jefe se mantendrá porque hay mucho que decir sobre él y las personas están dispuestas a contar sus experiencias y mostrar sus sentimientos. Si pudiera estuviera todo el día sentada esperando a que llegaran a pedirme que escribiera una carta o, sencillamente, que el cartero o mi buzón de e-mail me avisara de que por ahí hay quien apostó por contar sus más profundas esencias», concluyó.

Así, a pesar de los convulsos tiempos, permeados de estrés, en un ir y venir arrollador; entre tristezas, preocupaciones y alegrías, se mantiene viva una expresión que dice mucho de quienes como Fidel se encuentran a sí mismos y a sus entornos en el arte de la escritura.

Nos reservamos el derecho de publicación de los comentarios. No serán aprobados aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *